FANDOM


Yoigo (anteriormente Xfera) es el nombre comercial bajo el que opera Xfera Móviles S.A., el cuarto operador de telefonía móvil 3G en España. Yoigo dispone de licencia y red propia para la tecnología UMTS/3G, y de un acuerdo de itinerancia nacional para usar la red GSM de es:Vodafone España en todo el país.

A pesar de que su lanzamiento comercial se produjo en diciembre de 2006, la empresa se fundó en 2000 y tuvo en sus principios una convulsa historia. A 30 de septiembre de 2007 cuenta con aproximadamente 240.000 clientes[1] y es la cuarta operadora con red propia por número de clientes del mercado español —si consideramos OMVs, es la quinta después de Euskaltel Móvil—.

Sus competidores principales son las otras tres empresas con red de radio propia, Movistar, Vodafone, Orange y entre los OMVs Carrefour Móvil y Eroski Móvil.

Rango de productos y serviciosEdit

Yoigo afirma basar su estrategia comercial en "sencillez, eficacia y bajo coste"[2] y en la supuesta ausencia de letra pequeña para intentar diferenciarse de sus competidores. Busca definirse como "sencilla, justa, ingeniosa, honesta y eficaz".[3] Su publicidad es simple, y utiliza voces infantiles y frases como "verdad verdadera" o "verdad de la buena" para ganarse la confianza del consumidor. Igualmente, su logotipo se presenta en varias versiones de distintos colores para señalar su carácter distinto al resto de operadores, que —siempre según la publicidad de Yoigo— "sólo se diferencian por el color".[4]

Por otro lado, el consejero delegado de Yoigo, Johan Andsjö, ha criticado en varias ocasiones la estrategia de regalo de terminales de otros operadores y asegurado que "jamás [ofrecerán] terminales gratis".[5] Esto supone una diferencia estratégica respecto al resto de operadores de España, donde según estudios de 2005 una mayoría de usuarios cambia de operador por el terminal más que por las tarifas o servicios del operador.[6]

Llamadas y mensajesEdit

NOTA: A lo largo del artículo, todos los precios se indican sin impuestos indirectos incluidos, que pueden ser IVA del 16% en España peninsular, IGIC del 0% (exento) en las Islas Canarias, IPSI del 3% en Ceuta y del 4% en Melilla.

En línea con su presentación sencilla, ofrece una tarifa principal para todos sus clientes, de prepago o postpago, sin franjas horarias, de 0,12 € de establecimiento de llamada y 0 céntimos/minuto para llamadas a clientes de Yoigo, y 0,12 €/minuto para el resto de destinos nacionales. A cambio, se exige un consumo mínimo mensual por línea de 6 €. Los mensajes SMS a cualquier destino, nacional o internacional, tienen un coste de 10 céntimos.

A finales de octubre de 2007 el operador comunicó su decisión de dejar de cobrar el precio por minuto en las llamadas entre los clientes de su red, manteniendo el establecimiento de llamada y el resto de tarifas.[7][8] Este esquema de tarificación es nuevo en el mercado español; aunque otros operadores habían lanzado promociones temporales muy similares,[9] Yoigo ha sido el primer operador en ofrecer esta tarifa de forma permanente.

A la salida al mercado de Yoigo en diciembre de 2006, cuando las llamadas entre clientes Yoigo se cobraban al mismo precio que al resto de operadores, las tarifas fueron calificadas por la asociación de consumidores FACUA como "considerablemente más baratas" que las de otros operadores, si bien esta misma detectó "carencias" como la ausencia de planes de descuento para números frecuentes.[10]

La CMT obligó al operador a disponer de más de una tarifa y a no imponer consumo mínimo de forma obligatoria, con lo que existen tarifas secundarias (tarjeta 2 y contrato 2)[11] sin consumo mínimo que no reciben publicidad, y que de hecho resultaban difíciles o imposibles de contratar, ocasionando que Yoigo recibiese denuncias de FACUA por este motivo.[12][13][14] Las tarifas "secundarias" no pueden acogerse a la tarifa de llamadas a Yoigo a 0 €/minuto, pero sí pueden recibir llamadas de otros clientes a ese precio.

Acceso a InternetEdit

Igualmente, una característica particular de Yoigo es su tarificación de acceso a Internet, que se factura a razón de 0,0012 € por KB transmitido, pero con un tope máximo de cobro por día natural de 1,2 €, lo que supone el pago de sólo 1 MB. No hay límites ni topes oficiales a la cantidad de información transmitida, ni a la velocidad, aunque se han recogido múltiples quejas sobre la calidad del acceso.[15][16][17]

Este esquema de precios es nuevo en el mercado español y resulta en líneas generales más económico que el de sus competidores,[18][19] en especial para un uso esporádico (puesto que no conlleva mensualidades ni obligaciones de consumo), por lo que se cita como una de las razones del éxito de Yoigo.[20][21] Un inconveniente de esta oferta de acceso es que la velocidad máxima de 384 Kbps sólo puede alcanzarse en zonas de cobertura Yoigo UMTS, y fuera de éstas se limita a 64 Kbps como máximo mediante la tecnología GPRS de Vodafone.[22]

CarenciasEdit

Yoigo acualmente (noviembre de 2007) ofrece servicios de llamadas, SMS, MMS, contestador automático y acceso a internet, así como otros servicios habituales (desvío de llamadas, llamada en espera, etcétera). Sin embargo, no proporciona otras prestaciones que sí ofrecen muchos de sus competidores, como videollamada, acceso rápido a internet mediante HSDPA o aviso de llamadas mediante SMS cuando el teléfono no está disponible —el servicio de aviso de llamadas perdidas sólo se presta si el usuario tiene el "buzón de voz" activado—.

Otra de las carencias es la ausencia de un sitio web para clientes, donde realizar trámites como consultar facturas antiguas, consumo, cambio de tarifas, etc. Llamado Mi Yoigo, dicho sitio sigue en construcción actualmente, aunque su existencia estaba prevista desde el lanzamiento comercial del operador. Ha sufrido diversos retrasos, el más notorio fue cuando el mismo Johan Andsjö informó en una reunión de bloggers de que estaría listo para verano de 2007 y no fue así.[23]

Por otro lado, a día de hoy sigue siendo imposible realizar una migración, es decir, cambiar de la modalidad de prepago hacia la de contrato o viceversa.[24] La asociación de consumidores FACUA presentó ante Yoigo una reclamación por ese motivo.[25]

Además, algunos servicios que requieren acuerdos con terceras empresas, como el envío de mensajes SMS a operadoras extranjeras, el servicio de itinerancia en el extranjero o roaming o los mensajes de tarificación adicional, no alcanzan aún la extensión de que disponen sus otros competidores con red propia, y dependiendo del servicio es posible que no funcione bien o no esté disponible en absoluto.

En cuanto al acceso a Internet, por el momento Yoigo no vende un módem USB, como ocurre con Movistar, Vodafone y Orange, y el acceso suele realizarse empleando el teléfono como módem (si bien queda al usuario a posibilidad de adquirir un módem o router UMTS por su cuenta). El teléfono se conecta al ordenador mediante un puerto USB, pero cuando el usuario está en Internet si alguien le llama, la conexión queda interrumpida temporalmente.

HistoriaEdit

Antes de Yoigo: XferaEdit

En un principio este operador iba a llamarse Xfera, un nombre que se conserva hoy en su denominación jurídica. Se creó en 2000 para competir en concurso por una nueva licencia UMTS en España, que acabó por ganar.[26] Por entonces, sus principales accionistas eran la compañía francesa Vivendi, la constructora española ACS y el operador de telefonía móvil escandinavo Sonera, posteriormente conocido como TeliaSonera.

Sin embargo, debido a múltiples problemas tecnológicos y de mercado, y en sintonía con el retraso general sufrido en el lanzamiento de la tecnología UMTS en toda Europa,[27][28] la compañía permaneció sin actividad comercial durante varios años.[29] Sus únicas operaciones fueron el pago de los avales necesarios para la obtención de la licencia, el desarrollo de su imagen comercial (que llegó a ser totalmente definida por un estudio de diseño),[30] la negociación con un operador existente para obtener una red de respaldo mientras se extendía su cobertura propia 3G y la instalación de estaciones base para evitar perder su licencia, que exigía dar servicio de red aunque no hubiera usuarios. Aunque se alcanzó un acuerdo con Vodafone en 2001,[31] no se efectuó la salida al mercado, y por tanto la empresa, sin fuente alguna de ingresos, se limitaba a perder dinero.

En junio de 2003[32] los informes anuales de varios de sus accionistas daban prácticamente por perdida su inversión inicial al indicar el dinero inyectado en Xfera como provisiones de riesgos. En el verano de 2003, Vivendi —aquejada de problemas propios— abandonó la empresa vendiendo sus acciones al resto de participantes al precio simbólico de un euro.[33]

En diciembre de 2003, ante las quejas del Ministerio de Ciencia y Tecnología, y con el respaldo de los accionistas, el consejo directivo decidió hacer una ampliación de capital por un monto de 135 millones de euros, y a pesar del acuerdo existente con Vodafone, abrió negociaciones con Amena (ahora Orange España) con la intención de poder salir al mercado más rápidamente.[34] Sin embargo, la empresa siguió sin salir al mercado.

Los accionistas que quedaban en mayo de 2005 eran mayoritariamente empresas españolas sin experiencia previa en las telecomunicaciones (ACS con el 34,8% de las acciones, Corporación Financiera Alba/Grupo March con el 11,7%, Abertis con el 8,4%, FCC con el 7,5% y Abengoa con el 5,4%) con la excepción de Sonera (ahora TeliaSonera) como socio industrial con una participación del 32,2%.[35]

Después de varios años en que se ignoraron las advertencias del Gobierno español, que amenazaba con retirar la licencia si no se iniciaban actividades públicas,[36][37], y para evitar la ejecución de los 467 millones de euros depositados en concepto de aval, en junio de 2006 comenzó la revitalización de Xfera, cuando TeliaSonera optó por hacerse con el 76,56% de la empresa comprando la participación de varios accionistas.[38][39] En un primer preacuerdo se había acordado que TeliaSonera se quedara con el 80% del capital de la compañía y ACS con el 20% restante, y que los demás accionistas abandonaran la compañía, pero finalmente FCC y Abengoa se resistieron a salir del accionariado.

A su salida al mercado, la estructura accionarial de Yoigo era la siguiente:

TeliaSonera y el nombre YoigoEdit

Una vez tomado el control de la compañía, TeliaSonera anunció que Xfera saldría al mercado en el mismo año 2006. En octubre de ese año, se anunció que el nuevo nombre de la compañía sería Yoigo y que las ventas comenzarían en diciembre.[40] Se nombró Consejero Delegado de Yoigo al directivo sueco Erik Johan Andsjö (que continúa en su labor a fecha noviembre de 2007).

La operadora realizó en noviembre de 2006 las primeras conexiones de roaming nacional con la empresa Vodafone, para poder de este modo garantizar la prestación de servicio en todo el territorio nacional.

La salida al mercadoEdit

El lanzamiento comercial tuvo lugar el 1 de diciembre de 2006 en las modalidades de contrato y prepago, ambas con un plan de precios idéntico: doce céntimos de euro por establecimiento de llamada, y doce céntimos por minuto, tarificados con la estructura 60+30 (el primer minuto completo, y los siguientes en bloques de treinta segundos). La tarificación por bloques fue criticada por FACUA a la salida al mercado.[41] Posteriormente, con la entrada en vigor de la nueva Ley de Mejora de la Protección al Consumidor en marzo de 2007, pasó a cobrar por segundos desde el primer segundo.[42]

TeliaSonera tuvo que apresurarse en lanzar Yoigo al mercado por la presión del Gobierno, que había visto un retraso de 6 años en el uso real de una valoradísima licencia de UMTS. Irónicamente, el presidente de Yoigo afirmó haber batido un récord europeo en el lanzamiento, puesto que desde la toma de control por TeliaSonera hasta el lanzamiento comercial de diciembre sólo habían pasado 150 días.[43]

Estructura empresarialEdit

Con la intención de reducir los costes al mínimo, Yoigo se estructura como un operador adelgazado que subcontrata partes esenciales de su negocio: Ericsson España para la construcción, gestión y mantenimiento de la red UMTS,[44] Dextra Móviles para la compra y logística de terminales[45][46], Seur para el reparto, Emergia para la atención al cliente y ventas.[47] Las prisas, el exceso de demanda inicial y esta peculiar estructura trajeron problemas durante los primeros meses, especialmente en cuanto a la entrega de pedidos (teléfonos y tarjetas SIM).[48][49][50] Posteriormente, los servicios de reparto se adjudicaron a Correos en lugar de Seur.

En cuanto a la red comercial, Yoigo firmó un acuerdo de 3 meses que otorgaba la exclusividad a The Phone House para la distribución en tiendas físicas,[51] aunque el grueso de las ventas se realizó en la tienda en internet de Yoigo. En abril de 2007 se iniciaron negociaciones con otros distribuidores como Carrefour o El Corte Inglés. Sin embargo, no se espera que Yoigo cree una red comercial propia, ya que es un operador de "bajo coste" y esto supondría unos elevados costes fijos que no están dispuestos a asumir.[52] Actualmente (noviembre de 2007) Yoigo vende sus productos en The Phone House, Carrefour, Alcampo y Media Markt.

Cobertura y acuerdos técnicosEdit

En su salida, Yoigo sólo ofrecía cobertura con su propia red 3G en ocho ciudades (Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia, Sevilla, Málaga, Cádiz y Palma de Mallorca). El acuerdo de itinerancia nacional con Vodafone garantiza el acceso a su red GSM hasta 2012, que ofrece cobertura en el 99% del territorio nacional,[53] lo que extiende notablemente el área y la calidad de cobertura, aunque el acceso a Internet bajo cobertura Vodafone esté limitado a velocidades de GPRS (máximo teórico de 64 Kbps).

Por tanto, algunos servicios que necesitan de la mayor capacidad y velocidad de la red 3G, como el acceso rápido a internet, se limitaron a los usuarios que disponen de cobertura 3G de Yoigo, y otros como la videollamada ni siquiera se ofrecían (y siguen sin estar disponibles en noviembre de 2007). Los clientes que deseen acceder a internet en cobertura de Vodafone pueden hacerlo, pero empleando un acceso GPRS de menor ancho de banda. Actualmente (noviembre de 2007) Yoigo está extendiendo su red en grandes núcleos de población, aunque la velocidad de expansión se ve limitada por los impedimentos que ponen las corporaciones locales a la hora de instalar nuevas antenas.Template:Añadir referencias Aún así, Yoigo, a través de Ericsson, está extendiendo con gran rapidez su red.Template:Añadir referencias

En julio de 2007 Yoigo suscribió un acuerdo para compartir el emplazamiento de sus antenas con su rival Movistar.[54] El acuerdo incluye permiso para que cada operador puedan instalar sus antenas UMTS en los emplazamientos alquilados por el otro, y permitirá a ambos reducir sus gastos de alquiler, pero no implica que los abonados de Yoigo vayan a emplear cobertura ni servicios de red de Movistar.

Referencias Edit

Template:Listaref

Véase también Edit

Enlaces externos Edit


Cite error: <ref> tags exist, but no <references/> tag was found

Ad blocker interference detected!


Wikia is a free-to-use site that makes money from advertising. We have a modified experience for viewers using ad blockers

Wikia is not accessible if you’ve made further modifications. Remove the custom ad blocker rule(s) and the page will load as expected.